.











.
.












.



. “Una parte de cada vida,
y aún de cada vida insignificante,
transcurre en buscar las razones de ser,
los puntos de partida, las fuentes.”



“Memorias de Adriano”, Marguerite Yourcenar-
.





.
,

.

EL LABERINTO
.






.
.








.

lunes, 29 de marzo de 2010

DOMINGO

.





DOMINGO










 

“Una parte de cada vida, y aún de cada vida insignificante, 
transcurre en buscar las razones de ser, 
 los puntos de partida, las fuentes.”


“Memorias de Adriano”, Yourcenar Marguerite





Yo escribo aquí domingo o con la palabra domingo construyo de lo inexistente un amor real y esto que ya me es preferible guardármelo donde nadie jamás accedería si no fuera porque yo insisto tanto en decir mi domingo, y cómo no revolver el centro de la tierra si cogen esa palabra domingo y se la llevan a los garitos donde cualquiera ha dicho y oído la palabra domingo y la envuelven con la cerveza y la mezcla con dos o tres aceitunas y mi palabra domingo se encuentra moribunda y ya no tengo ni lunes ni semana para volver a esperar que una nueva palabra domingo me traiga las nubes azules y cuando el cielo y el aire entero se pongan grises es otra tonalidad de la palabra domingo, no, a mí no me es posible aceptar que con mi palabra domingo los maridos o no maridos jueguen sin ser lo suficientemente niños como para jugar a jugar.





MAOOTANぐらたん




Tengo heridas en los ojos y en los brazos  porque estuve defendiendo mi domingo como lo que es y su odio y su deseo de aniquilar son de verdad asesinos y me tendré que defender guardando las palabras como domingo para que dejen de hacerme heridas en las manos y en la piel y pueda nombrar esas otras palabras amigas de mi domingo y mi domingo sé lo que es y no es su abominable réplica, tengo que partir desde esa adultez y fingir que he erradicado, yo también, todos los juegos.



29 de marzo de 2010














.






No hay comentarios: